Inicio / Internacional / ABORTO EN LA PROVINCIA DE JUJUY (ARGENTINA) A NIÑA QUE FUE VIOLADA PERO SU EMBARAZO CURSA EL SEXTO MES.

ABORTO EN LA PROVINCIA DE JUJUY (ARGENTINA) A NIÑA QUE FUE VIOLADA PERO SU EMBARAZO CURSA EL SEXTO MES.

No intentar salvar la vida del bebé, luego de la cesárea, constituye un acto de omisión de asistencia penado por la ley.

Se argumenta por parte del gobierno provincial de Gerardo Morales que la ley vigente contempla la interrupción del embarazo hasta las 24 semanas en caso de riesgo en la vida del cuerpo gestante. Además, en 2012, la Corte Suprema dictó el fallo FAL en donde se aclaró que el aborto es legal en todos los casos de violación.

El Gobierno provincial de Jujuy (Argentina) garantizará la interrupción del embarazo de 23 semanas de una niña de 12 años víctima de abuso por parte de su vecino de 60 años.

El caso generó polémica entre los grupos pro vida y miembros de la Iglesia de Jujuy junto a las autoridades médicas quienes se manifestaron en las puertas del Hospital Materno Infantil «Héctor Quintana» donde se encontraba internada la menor para exigir que no se realice el aborto .

La niña es oriunda de San Pedro, al interior de la provincia, e ingresó al hospital con un fuerte dolor abdominal. Luego de examinarla, se comprobó que la víctima llevaba un embarazo de 23 semanas producto de la violación de un vecino, quien la había amenazado con lastimar a la familia si contaba lo ocurrido, y ahora se encuentra detenido.

En diálogo con TN, el gobernador de la provincia, Gerardo Morales, dijo que se respetaría el pedido de la madre y la niña quienes solicitaron la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y afirmó: «su caso contempla las tres causales que prevé el Código Penal»

(https://www.periodistadigital.com/religion/america/2019/01/17/religion-america-realizaran-aborto-legal-nina-violada-embarazada-seis-meses-pese-oposicion-iglesia-argentina.shtml)

Resulta alarmante que no se cite siquiera a la Constitución de la República Argentina ni al Código Civil de ese país que establecen claramente que el derecho a la vida comienza desde la concepción y que el Estado tiene el deber de protegerlo.

Se alega que se trata de un caso de violación, lo cual es verdad porque fue sobre una menor de 12 años de edad. Y que la ley lo autoriza en casos como éste, a pesar de la claridad de la normativa argentina antes citada, incluso de rango constitucional.

Ahora bien, en el caso que a pesar de lo dispuesto en la Constitución de la Nación y de la objeción de conciencia de los ginecólogos jujeños, el gobernador consiguiera médicos de otros lugares que estuvieran dispuestos a practicar el aborto, nos preguntamos, teniendo seis meses la criatura, si se la saca por cesárea porque el desarrollo del cuerpo de la niña no permitiría un parto normal, nos preguntamos por qué motivo se dejará morir al feto y no se tratará de salvarle la vida a la criatura por medio de incubadora?. Creemos que ya no estaríamos en esa situación ante un caso de aborto sino directamente de infanticidio, dejar morir a un niño recién nacido de seis meses!

Es tal el poder del lobby feminista radical de género que se ensañan con la criatura, que ninguna culpa tiene de haber sido engendrada así, que se solazan con que el bebé sea dejado morir en una cubeta de block quirúrjico.

Creemos que el Defensor del Pueblo argentino o instituciones protectoras de derechos humanos, o incluso el Ministerio Público Fiscal, como defensor de la niñez, debería accionar para que si no puede evitarse el aborto, se obligue al ginecólogo que practique la cesárea a que intente por lo menos salvar la vida del niño o niña de seis meses mediante la incubadora o el procedimiento que sea para no dejar morir al bebé en una auténtica omisión de asistencia.

El embarazo no es una enfermedad. Se dirá que la cesárea es un acto médico y es cierto. Pero también lo es que el médico tiene el deber de intentar salvar la vida de todo ser humano, derivado de su juramento hipocrático.

Si practicada la cesárea a la niña, el bebé fuera arrojado a un tacho de basura, habría acción penal contra el equipo médico por omisión de asistencia en relación a la criatura.

Esperamos que prime la sensatez y si se practica la cesárea, justamente en protección de la salud de la madre niña, se entienda que ello no es contradictorio con procurar la vida del bebé, un ser humano inocente. No puede ser que el derecho de la madre se contraponga al derecho del niño o niña que con seis meses de gestación podría seguir viviendo si se adoptaran los cuidados correspondientes. Se debe salvar las dos vidas!. Nos escandaliza que la petición sobre la madre incluya la muerte del niño por abandono, lo que está demostrando el ensañamiento de los grupos feministas radicales de género que parece que aborrecen a la maternidad y que usan estos casos por motivos subalternos con sus consignas ya conocidas referidas al supuesto patriarcado y toda esa monserga.

Carlos Álvarez Cozzi.

@dralvarezcozzi

Abogado y Catedrático.

Ver tambien

Simulacro con rutas seguras.

Este 5 de septiembre no solo debe ser un día más de simulacro de sismo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *