Inicio / Judicial / Fiscalía va tras 40 asistentes de fiesta masiva en Maipú durante el toque de queda.

Fiscalía va tras 40 asistentes de fiesta masiva en Maipú durante el toque de queda.

El Ministerio Público está buscándolos en base a patentes, testimonios de testigos que han colaborado e imágenes que está analizando el OS-9 de Carabineros. Ya cuentan con apodos y vehículos de algunos asistentes.

Luego de formalizar a Juan Patricio Salazar Castañeda (45), el organizador de la fiesta en un galpón en Maipú ocurrida el 2 de mayo, al que asistieron 400 personas en medio de la pandemia y mientras regía el toque de queda, ahora la fiscalía va tras los participantes del evento clandestino. Según fuentes del caso, la expectativa del Ministerio Público es formalizar al menos a 40 personas, en base a patentes, testimonios de testigos que han colaborado e imágenes que está analizando el OS-9 de Carabineros. Ya cuentan con apodos y vehículos de algunos asistentes.

El caso está a cargo del fiscal jefe de Maipú Luis Cortés, quien ya pidió un informe a la policía uniformada con toda esta información, el cual será entregado entre 20 a 35 días más. Cuando los tengan identificados, tendrán que estudiar si las personas tienen o no historial judicial y en base a esos antecedentes, determinar qué tipo de sanción se buscará. Para los casos en que el imputado tenga antecedentes previos, el escenario más probable es que se llegue a juicio.

Los investigadores también están analizando quiénes aceptaron la invitación a través de Facebook y, en paralelo, se estudian otras diligencias intrusivas que requerirán autorización judicial. Ademas, buscan cómo el organizador contrató al guardia, al DJ y de qué manera compró y trasladó el alcohol.

De acuerdo a los antecedentes recopilados hasta el momento, las fiestas en el galpón eran habituales antes de la pandemia entre los martes y los sábados. Asimismo, estos eventos están asociados a otros cuatro after hour itinerantes en la comuna y que en ocasiones anteriores han estado vinculados a delitos como riñas y peleas callejeras.

Ayer, el abogado del organizador de la fiesta, Rodolfo Urbina, logró revocar en la Corte de Apelaciones de Santiago la medida cautelar de prisión preventiva a la que estaba sujeto Salazar desde 4 de mayo. El imputado fue formalizado el 3 de mayo por cuatro presuntos delitos contra la salud pública y quedó en ese momento con arresto domiciliario nocturno. Sin embargo, esa misma noche quebrantó la medida, lo que hizo que el tribunal decidiera su prisión preventiva.

Las razones que entregó Urbina al tribunal de alzada, respecto a porqué incumplió el arresto domiciliario, fue que su representado no sabía en qué fecha tenía que empezar a cumplir esta medida ni dónde. “No existió dolo en cometerlo, ya que no comprendió la fecha en que iniciaba la medida, el defensor público (quien lo representó en un principio) no le informó, no se le entregó copia de acta de la audiencia de control de detención del 3 de mayo del año 2020 en la que se fijó la medida cautelar citada, el juez tampoco ordenó darle copia, el fiscal tampoco le aclaró a esta parte el inicio de la medida cautelar”, señaló Urbina. Añadió que “permaneció en su real domicilio y no en el domicilio de su madre, que fue dado también contra su voluntad en la audiencia de control de detención, ya que el no vive ahí pero el defensor público le insistió que debía dar el domicilio de su madre ubicado en Los Copihues, comuna de Cerrillos, Región Metropolitana”.

Pro esto, solicitó a la corte que considera que Salazar “nunca ha sido formalizado por ningún delito, posee irreprochable conducta anterior y no tiene experiencia en esta materia, por su educación y profesión no está familiarizado a temas jurídicos».

Además, dijo que su defendido “fue sobreexpuesto a los medios de comunicación contra su voluntad por Carabineros, amenazado de muerte y lesiones graves en el Centro Penitenciario Santiago 1, tener la presión emocional del rupio de las personas civiles como de los internos de la sociedad por la muerte social de su imagen producto de la sobreexposición mediática».

Urbina acompañó en su escrito las declaraciones juradas de los padres del imputado, quienes explican esta situación. Su madre dijo que está enferma desde el 17 de abril de un accidente vascular y una parálisis facial, debido a problemas de presión arterial. Señaló que luego de que su hijo fue detenido llegó a la casa el 3 de mayo a las 19.00. “Nos explicó lo sucedido muy nervioso, obviamente nosotros como familia preocupados y le preguntamos si le habían dado un documento y me cuenta que no le dieron nada en la comisaría y tampoco le dieron una copia de lo sucedido en la audiencia”. Dijo que su hijo está “en estado depresivo, sin poder dormir, con su mente bloqueda, no entiende nada”. Señaló que Salazar fue a la casa de su polola a bañarse y “a buscar sus cosas personales para venir a su domicilio, ya que la defensora lo obligó a pasar la reclusión en mi domicilio y no el restaurant”. Luego, llegaron los Carabineros a verificar si estaba cumpliendo su arresto. Como eso no ocurrió, apenas volvió a la casa de su madre la policía lo detuvo.

FUENTE: La tercera.

Ver tambien

VECINOS DE MIRAFLORES SE UNEN A VIÑA TRANSPARENTE, EN DEFENSA DE INMUEBLE DESTINADO A RECINTO DEPORTIVO Y RECURREN A LAS JUSTICIA.

Javier Gómez, abogado de la agrupación ciudadana Viña Transparente, junto a miembros de diversas agrupaciones …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *