Inicio / Deportes / “Garin ahora sabe a qué juega”

“Garin ahora sabe a qué juega”

Andrés Schneiter, el técnico que tiene al número dos de Chile al borde del top 100, explica sus métodos y se reconoce como un discípulo de Horacio de la Peña.

Han pasado dos meses desde que Christian Garin comenzó a trabajar con el argentino Andrés Schneiter, un técnico conocido en el medio como un especialista en ayudar a los jugadores a dar el salto al primer nivel del tenis mundial.

En breve tiempo el trabajo conjunto comenzó a dar sus frutos. El chileno ganó los títulos en los challengers de Campinas y Santo Domingo y quedó a un paso del top 100 y de clasificar al cuadro principal del Abierto de Australia. “La verdad es que estoy sorprendido, porque todavía no lo veía tan sólido en mantener el nivel. Nunca dudamos del potencial que tiene, pero había muchas cosas que mejorar. Se estaba buscando movilidad de piernas, físico, derecha, mayor solidez”, afirma el técnico transandino.

En esa búsqueda había un factor clave antes de dar cualquier salto. “Teníamos que encontrar un juego determinado, encontrarnos cómo jugar al tenis. Cuando se le pregunta a un jugador a qué juega, a veces no sabe bien. A veces no se sabe si es defensivo u ofensivo. A veces era un poco desordenado y terminaba defendiendo. Ahora tenemos más determinado que jugamos de una forma. Ahora Christian sabe a qué juega”, afirma.

En ese sentido, destaca la respuesta de su pupilo en las prácticas. “Es un chico que se entrega mucho a lo que dice el entrenador, él acepta mucho lo que digo y me deja trabajar tranquilo”, sostiene.

Siete entrenadores trabajaron con el Tanque antes de Schneiter, una situación que lejos de inquietar al coach, valora: “No lo veo mal. Es bueno que el jugador esté siempre en la búsqueda. Hay jugadores que se quedan estancados y no se dan cuenta. Prefiero a uno que siempre esté buscando mejorar. Incluso, aunque me pase a mí el día de mañana”.

Entre las claves de su trabajo, el Gringo explica que el hecho de contar con un equipo multidisciplinario es vital. “Trabajamos con un PF, con un psicólogo, con un kinesiólogo y con un nutricionista. Antes, Christian no tenía nada, estaba en el aire. Era como correr en la Fórmula Uno sin un equipo adecuado. Además, estamos en Buenos Aires, el mejor lugar del mundo para entrenar, porque siempre hay buenos jugadores para practicar”, expresa.

Tanto en Campinas como en Santo Domingo, Garin ganó sin dificultades y, en algunos casos, mostró una gran diferencia con los rivales: “Está convencido, agarró mucha confianza en él mismo y está manteniendo el juego desde que entra. Es difícil aguantarle el ritmo que él propone, en un nivel que no es fácil. Y menos en Sudamérica, donde hay jugadores de muy buen nivel”.

Aprovechando ese nivel de confianza, Garin tiene pensado disputar los cuatro challengers que restan de la temporada: Lima, Guayaquil, Montevideo y Buenos Aires. “Dependerá de los resultados que tengamos si nos bajamos de alguno”, afirma el coach, quien añade que el próximo año disputarán torneos ATP: “Vamos a tratar de arrancar en algún torneo en Asia la primera semana y luego ir a Australia y hacer la gira sudamericana”.

No perder la cabeza
Otra clave de estos meses es la renovada actitud de Garin en la cancha, lo que le ha permitido remontar partidos muy adversos. “Es mucho trabajo mío, de muchas cosas. Trato de que aprenda a bancar los problemas en la cancha. Él, de a poquito, va haciendo caso. Yo afuera le pido mucho, le digo que tiene que estar en el partido y es un paso muy bueno que él se vaya dando cuenta de lo que puede conseguir. Pasa mucho en este nivel; cuando los jugadores pierden una oportunidad es como que pierden la cabeza. En nivel ATP pasa menos”, manifiesta el entrenador transandino.

Schneiter tiene un mentor y lo cuenta con orgullo. “Yo soy discípulo de Horacio (de la Peña), siempre charlamos de cómo ve a Christian. Él me da sus consejos. También estoy en contacto con (Paul) Capdeville y Nico (Massú). Me gusta mucho eso de conversar con la gente del tenis. En países como Argentina en Chile no siempre estamos tan unidos. Por eso es una muy buena noticia que estén todos atrás. Nuestros países necesitan apoyo, hay que aprender de los franceses, de los australianos. Todos se apoyan entre todos. Nosotros parece que siempre estamos peleados”.

Ver tambien

Viñamarina Francisca Florás, pasa a la final del Grand Slam de Jiu Jitsu, en Río de Janeiro.

La viñamarina se luce en categoría adultos 90 kilos derrotando a Thais Santos 1-0. Deberá …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *