Inicio / Nacional / Informe del Banco Mundial alerta presencia de arsénico en el agua de 83 localidades de Chile

Informe del Banco Mundial alerta presencia de arsénico en el agua de 83 localidades de Chile

Documento «Calidad desconocida: La crisis invisible del agua», analizó la presencia de contaminantes en 72 países, detectando altos niveles de arsénico en algunas zonas del país.

El último informe del Banco Mundial, llamado “Calidad desconocida: La crisis invisible del agua”, detalla el nivel de contaminación del agua potable en 72 países alrededor del mundo, y los diferentes componente tóxicos que contienen, advirtiendo del peligro que representa el nivel de nitrato, salinidad, arsénico, oxígeno y restos de medicamentos y plásticos, entre otros.

El documento muestra que en prácticamente todos los rincones del mundo el agua experimenta algún grado de contaminación, presente en ríos, lagos y napas subterráneas. Por ejemplo, en Europa, este riesgo es alto, principalmente para la agricultura y ganadería. En España, una de cada siete napas está contaminada. En África y Asia, debido al nitrato, niños recién nacidos, se han visto afectados en torno a crecimiento y desarrollo cerebral.

“El agua limpia es un factor clave para el crecimiento económico. El deterioro de la calidad del agua frena ese crecimiento, empeora las condiciones de salud, reduce la producción de alimentos y exacerba la pobreza en muchos países”, señaló David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial, en un comunicado del organismo. “Los gobiernos deben tomar medidas urgentes para contribuir a resolver el problema de la contaminación del agua, de modo que los países puedan crecer más rápidamente en forma equitativa y ambientalmente sostenible”, añadió.

Chile: 83 localidades afectadas

Según el informe, el país también experimenta dificultades. El documento advierte que entre 2011 y 2018, en 83 localidades de las 392 encuestadas por la Superintendencia de Servicios Sanitarios, el nivel de arsénico en el agua alcanzó exactamente el umbral de 10 μg / L fijado por la OMS.

El estudio señala que hasta mediados del siglo XX, el norte de Chile permaneció escasamente poblado y extraía agua potable de ríos libres de arsénico. Cuando la población aumentó, después del auge minero de la década de 1950, el agua se extrajo de fuentes más sensibles y las concentraciones de arsénico aumentaron diez veces, exponiendo a los residentes a niveles hasta 17 veces mayores que la recomendación de la OMS de 10 microgramos por litro.

El problema del arsénico en el agua potable se resolvió en Antofagasta en la década de 1970 mediante la creación de una planta de tratamiento y un mayor uso de agua desalinizada. Sin embargo, 27 localidades en el norte aún estaban expuestas a niveles inseguros de arsénico en el agua en la década de 2010,agrega el documento de 142 páginas.

Cristóbal Girardi, doctor en Ciencias Ambientales, experto en Gestión de Riesgo Ambiental de Fundación Chile, señala que geológicamente existen altas concentraciones de arsénico en las aguas de Chile, y “desde 2015 se implementa la nueva norma de agua potable (NCh409), que actualiza el límite máximo a 10 ug/L, el que no debe ser excedido. Se entiende por lo tanto, que es responsabilidad del Estado y de los proveedores de agua potable, asegurar la calidad regulada por el caso del arsénico y también para el resto de los elementos considerados en la norma”.

En algunas zonas de Chile, los niveles de arsénico en el agua potable fueron mayores que 10 microgramos por litro entre 2011 y 2018. En 83 localidades de las 392 encuestadas por la Superintendencia de Servicios Sanitarios de Chile,el nivel de arsénico en el agua alcanzó exactamente el umbral de 10 μg / L fijado por la OMS, establece el Banco Mundial.

Entre las localidades que superaron la norma están Tototalillo, Matilla, Maule, Quepe, Melipilla Norte, Hacienda Batuco y El Colorado. 

Gerardo Daza, Ingeniero Civil Bioquímico de la Universidad Católica de Valparaíso y gerente de cuentas de IMASPA, señala que los límites recomendados por la OMS se han sobrepasado por mucho tiempo. “Solo a partir de 2015 la autoridad competente fijó el límite para el agua potable en Chile en 10 um/L como indica la OMS, y otorgó a las empresas sanitarias un plazo de diez años para adecuar sus procesos y cumplir con la norma de calidad, esto no ha afectado solo la zona norte del país, sino también captaciones subterráneas en la zona central”.

FUENTE:La Tercera.

Ver tambien

MOP y EFE firman mandato que da inicio a proyecto para construir tren entre Santiago y Valparaíso.

El ministro Juan Andrés Fontaine señaló que a fin de año se espera conocer qué …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *