Inicio / Opinion / Luces y Sombras en el Chile de hoy.

Luces y Sombras en el Chile de hoy.

Hay un aspecto que aparece con nitidez al revisar los medios de comunicación, las redes sociales y las declaraciones públicas de muchos actores públicos de la elite política, económica y mediática de nuestro país.

Las luces tienen que ver con la recepción del deseo de transparencia como una demanda transversal de la sociedad chilena, lo que se refleja en que hoy se denuncia mucho, con ruido y sin miedo. Es un proceso muy saludable que salgan a luz actos de acoso y abuso, sobre todo en contra de mujeres.

A su vez, las sombras se reflejan al menos en tres aspectos.

El primero tiene que ver con verdaderos linchamientos mediáticos que condenan cual tribunales populares sin debido proceso, olvidando totalmente la presunción de inocencia. Al respecto recordemos, que de acuerdo a los tratados internacionales firmados por Chile e incorporados por lo tanto a la constitución, el debido proceso no es solo una obligación de los tribunales, sino del país en su conjunto, como se demuestra en todo sumario que se haga en cualquier oficina pública.

El segundo temor tiene que ver con el hecho que se pone en el mismo saco a delitos y a actos de pésimo mal gusto, lo que en definitiva perjudica a las verdaderas víctimas, y en el tratamiento mediático se mezcla el cotorreo o las “sensaciones” con lo que debiera llegar a tribunales y ser decidido allí.

El tercero está relacionado con un peligroso doble estándar que condena o absuelve (o hasta se ignora toda referencia) dependiendo de si el acusado es amigo/a o pertenece o no a mi sector político.

Lo anterior no me preocuparía si se limitara a las redes sociales, pero basta revisar los medios tradicionales (radio, prensa escrita, TV) y declaraciones de algunos parlamentarios para ver que se actúa en la misma forma.

En resumen, me alegra mucho que se denuncie sin miedo en el Chile de hoy (la luz), pero me preocupa enormemente un ambiente de caza de brujas (sombra), que como la experiencia indica nunca termina bien. Y si de ejemplo algo sirve, tenemos al macartismo de los 50s en Estados Unidos que afectó a muchas personas, y que llegó al extremo de impedir el regreso de nada menos que Charles Chaplin (acusado de comunista), obligándolo a radicarse en Suiza.

También es un caso donde el péndulo se dio vuelta, y años después quienes actuaron como denunciantes sin fundamento fueron muy criticados y los injustamente acusados, reivindicados.

Ricardo Israel Zipper

@israelzipper

Ex Candidato Presidencial Regionalista.

Ex- Ministro suplente del Tribunal Constitucional.

Abogado y Cientista Político.

Ver tambien

La violenta agonía de las dictaduras de delincuencia organizada.

La dictadura castrista de Cuba fue salvada en 1999 por el entreguismo de Hugo Chávez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *