Inicio / Judicial / Prisión preventiva para sujeto formalizado por homicidio de sargento de Carabineros ocurrido en Ercilla en abril de 2012.

Prisión preventiva para sujeto formalizado por homicidio de sargento de Carabineros ocurrido en Ercilla en abril de 2012.

Hugo Albornoz fue herido por una bala de alto calibre que le impactó en el sector del cuello durante un allanamiento a la comunidad Wente Winkul Mapu. Eric Montoya, sindicado como el responsable de su muerte permaneció por cerca de 8 años prófugo en la causa.

En una audiencia que se inició a las 18.00 horas de este martes y que se extendió hasta pasada la medianoche, la jueza del Tribunal de Garantía de Collipulli María Fernanda Lagos Lepe, estableció la medida cautelar de prisión preventiva para Eric Montoya Montoya, integrante de una comunidad mapuche de Ercilla que es sindicado como responsable del crimen del sargento del Grupo de Operaciones Especiales de Carabineros Hugo Albornoz, muerto durante un allanamiento en abril de 2012.

Montoya fue formalizado por delitos de homicidio consumado, homicidio frustrado y lesiones leves.

Durante la investigación de los hechos, una de las hipótesis que se manejaba era que Albornoz murió producto de tiros efectuados por otros carabineros en un hecho accidental. Frente a ello, el fiscal del caso Felipe González precisó que “la munición que se encuentra al interior del cuerpo del señor Albornoz fue sometida tanto a pericias peritaje por parte del Laboratorio de Carabineros como también de la Policía de Investigaciones. En su época no se pudo dar con el arma homicida. Incluso como parte de la investigación que se hizo por parte de la fiscalía que se indagó respecto al fuego amigo se verificaron todas las armas que habrían utilizado los funcionarios de Carabineros que participaron en el procedimiento y pudo establecerse de los diversos informes que las armas que ellos utilizaron eran principalmente calibre 9mm. Son las que usan los funcionarios de Carabineros en las actividades en las cuales ellos participan que sean oficiales y qué son provistas por la propia institución. Además de eso se indagó en aquellos funcionarios que podrían haber participado del procedimiento que tenían armas que está estaban inscritas a su nombre de manera particular. Por lo cual tampoco se pudo establecer que alguna de estas armas fuera la que llegó en el disparo en contra del sargento Albornoz”.

En la actual indagatoria la prueba clave en el caso sería el arma homicida, un revólver marca Taurus calibre .38 milímetros encontrado el 2018 en el domicilio de Gabriel Valenzuela Montoya, primo del imputado Eric Montoya. El arma fue ubicada en el lugar tras allanarlo por una causa distinta.

Junto con esto, se presentó en la audiencia de formalización una triangulación de llamadas de teléfonos celulares, el testimonio de testigos policiales y el video GoPro de un funcionario de Carabineros, que situarían a Montoya Montoya en el lugar de los hechos.

En relación con la que sería la prueba clave, Rodrigo Román, de la Defensoría Penal del Pueblo señaló que “por esta situación del hallazgo del arma, lo vincularía pero la verdad es que es muy endeble. Esa no es una presunción fundada de participación, a lo más, podría ser indicio, una creencia del persecutor, porque lo que necesitan en el fondo, como apareció Eric Montoya, necesitamos condenarlo, porque al sargento Albornoz, alguien lo mató y primero se dijo que era Daniel Melinao, ahora Eric Montoya, sería esa falta de seriedad”.

La jueza María Fernanda Lagos Lepe decretó la prisión preventiva sobre la base de los cargos por homicidio consumado y homicidio frustrado, desestimando el cargo del delito de lesiones leves por prescripción, dado que transcurrieron más de cinco años desde el incidente.

Se estableció un plazo de 60 días para la investigación.

El caso

En el marco de una indagatoria conducida por el entonces fiscal jefe de Collipulli Luis Chamorro, el persecutor y una caravana policial ingresaron a la comunidad Wente Winkul Mapu con la finalidad de recabar evidencias relacionadas con el ataque que afectó al propietario del fundo Centenario, Juan de Dios Fuentes. La casa de Montoya fue una de las que se allanó esa jornada.

Tras el operativo, según la versión de Carabineros, al momento de retirarse del lugar comienzan a disparar en contra de los agentes desde un bosque ubicado en las cercanías del sector. Es en ese momento, cuando el sargento Hugo Albornoz cae herido por una bala de alto calibre que le impactó en el sector del cuello causándole una hemorragia que, pese a haber sido trasladado al Hospital Regional de Temuco y haber recibido asistencia médica, provocó su muerte aproximadamente a las 20.26 horas.

En el mismo operativo, otro funcionario de Carabineros recibió un impacto de bala en su casco que, de acuerdo con las pericias presentadas, no resultó en la muerte del uniformado gracias al material del mismo elemento protector.

Tras la muerte del uniformado y casi ocho meses después, las autoridades aun no lograban encontrar al responsable del disparo que acabo con la vida del sargento, pero, desde el gobierno señalaban que manejaban una lista de 11 comuneros que habrían estado involucrados en el crimen.

El 26 de abril del 2013 fue arrestado en Collipulli el vocero de la comunidad, Daniel Melinao. El comunero era sindicado como coautor del homicidio, sin embargo, al tiempo fue absuelto por no acreditar su participación en los hechos. La Corte de Apelaciones de Temuco anuló el juicio, sin embargo, Daniel Melinao fue absuelto por segunda vez el 28 de mayo del 2014.

Este sábado detectives de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales de Angol, detuvieron a Montoya.

“Un antes y un después”

“Es tiempo de construir un antes y un después frente a esta violencia criminal, todos unidos contra toda acción de violencia, cualquiera que ella sea y cualquiera sea su procedencia”. Así el en esos días ministro vocero de Gobierno Andrés Chadwick se refería a la muerte del sargento Albornoz, de entonces 39 años y padre de cinco hijos. “Expresamos nuestra más enérgica condena al brutal asesinato del sargento Hugo Albornoz, quien cumpliendo sus funciones junto a un fiscal del Ministerio Público fue cobardemente asesinado por verdaderos delincuentes”, afirmó.

Partía el segundo año del primer gobierno de Sebastián Piñera y el crimen de ese lunes 2 de abril de 2012 marcaría un punto de inflexión en el llamado conflicto mapuche.

Casi 9 años después la violencia en la zona continúa. Por ello el Presidente Piñera anunció este lunes que convocará a los distintos sectores políticos y organizaciones de la sociedad civil para buscar un “acuerdo nacional que nos permita unir fuerzas para poder derrotar esta ola de violencia y esta ola de atentados terroristas que tanto daño le ha causado ha tanta gente en las regiones del sur”.

FUENTE: La Tercera.

Ver tambien

Delgado encabeza reunión en La Araucanía tras seguidilla de ataques incendiarios: “No nos da lo mismo lo que ocurre”.

El ministro del Interior, afirmó, además, que “con respecto al sentimiento que pueden tener las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *